miércoles, 19 de octubre de 2011

DIARIO DE UN ÁRBOL 1

Les di a los alumnos el siguiente texto y les pedí que lo continuaran. Estos son alguno de los resultados.  El resultado iba a ser evaluado.
El texto en negrita es el que les proporcioné.
He seleccionado estos tres por varias razones: el primero porque  ha utilizado un adjetivo poco usual en estas edades y por su tono melancólico y triste.

El segundo porque sigue la estructura de los cuentos clásicos y porque cuenta con un elemento maravilloso: la corteza luminosa. La luz como alimento de los pájaros forma una metáfora interna de gran hondura y con un inmenso valor plástico.

El tercero por la forma tan original en que resuelve la caída de la hoja: el resultado de los estornudos y el temblor que el viento causa en los árboles: una tiritona.
Comienza a apreciarse el resultado de más de un curso trabajando la escritura creativa.
¡Es maravilloso! Esta es una de las razones por las que merece la pena dedicarse a la enseñanza.
DIARIO DE UN ÁRBOL

Hola:
Soy un árbol y por designio de algún dios, tal vez de Dafne, que como todo el  mundo sabe, fue convertida por el gran Zeus en laurel, tengo el don de la palabra escrita. Naturalmente escribo con savia sobre los trozos de mi propia corteza. Quiero narraros algo de mi vida.

EL ÁRBOL FRÁGIL


Soy un árbol muy frágil, cuando pasan por mi lado todos me tocan y yo les tiro un manzana en la cabeza. Siempre escribo con savia. Algunas veces me quitan la savia, las hormigas se me suben y chupan mi savia.
Casi siempre estoy pensando en ser una persona, pero nunca lo seré. No estoy solo, bueno, estoy al lado de un arbolito. Es mi hermano que se está muriendo de viejo.
A mí se me caen ya las hojas y siempre me dicen que voy a morir igual que mi hermano.
         José Olmos Casanova. 4ºEP

2 comentarios: